¿Qué es hándicap? Guía completa para tus apuestas

Uno de los tipos de apuestas más complicados de entender es el hándicap, pero una vez que logres dominarlo te darás cuenta de lo útil que llega a ser.

 

El mundo de las apuestas deportivas es muy grande. Años atrás, cuando recién empezaba, se limitaba a eventos muy puntuales y básicos como qué equipo ganará el partido o cuál será el resultado final. Sin embargo, la evolución del juego trajo más facilidades y beneficios al jugador, así como una mayor cantidad de eventos por partido. Muchos son bastante sencillos de entender y aplicar, pero hay una pregunta en particular que suele estar en boca de los jugadores no tan expertos: ¿qué es hándicap?

Un jugador novato empieza con las apuestas sencillas y luego pasará a entender cómo hacer apuestas múltiples. De esta forma, poco a poco, logrará dominar todos los eventos que podrá encontrar para cada partido.

Para facilitarte un poco todo este tema, aquí te vamos a contar todo lo que debes saber para entender qué es el hándicap, al punto de que será tu guía completa para poder aplicarlo y llegar a otro nivel cuando decidas dar más emoción a los mejores eventos deportivos y coloques tus apuestas.

 

¿Qué es hándicap en apuestas?

 

Muchas veces, uno se pregunta en apuestas qué es hándicap. Para empezar a explicar esto vamos a buscar la definición exacta de la palabra, según la Real Academia Española: “desventaja o circunstancia desfavorable”. Y partiendo de dicha definición, entenderemos que se trata de realizar la apuesta dando una desventaja – o ventaja – a uno de los equipos o jugadores que se enfrentan.

Mejor dicho, en las apuestas deportivas, el hándicap significa apostar por un equipo que parte con desventaja. Vamos a poner un ejemplo; si lo tuyo es apostar en baloncesto, imaginemos un partido entre Golden State Warriors y Boston Celtics. El equipo de Curry parte como favorito, por lo que la cuota es relativamente baja. Para mejorar ello puedes buscar la opción de hándicap y colocar un “-4,5”, por ejemplo, al equipo local (en este caso, los Warriors).

Esto quiere decir que al resultado final debes restar 4.5 puntos a dicho equipo y, en base a ese resultado, saber si fuiste ganador o no de la apuesta. Si el resultado fue 100-94, al realizar la resta será de 95.5-94, por lo que seguirán siendo ganadores. Sin embargo, si al final del encuentro el marcador quedó en 100-98, al aplicar el “-4.5” se convertirá en un 95.5 – 98. El ganador real del partido seguirá siendo los Warriors, pero al hacer la apuesta de esta forma, para tu apuesta con hándicap, ganarán los Celtics.

 

Conoce qué es hándicap asiático

 

Uno de los tipos de apuestas que los jugadores con experiencia utilizan es el hándicap asiático. ¿En qué consiste? Básicamente, se otorga ventaja o desventaja a uno de los equipos – o jugadores -, y elimina el tercer resultado del juego: el empate. A pesar de tener origen asiático, tal y como su nombre lo indica, se utiliza a nivel mundial.

Ahora, existen diversos tipos de hándicap asiáticos. El más sencillo es el entero, que se puede encontrar como “+1”, “+2” (ventaja de 1 o 2 goles, respectivamente, para el equipo apostado), o “-1”, “-2”, que viene a ser lo opuesto (ventaja de 1 o 2 goles, respectivamente, para el equipo contrario). En este caso, se suma o resta, según lo decidido, al equipo apostado y, con ese resultado, se comprueba si se ganó o no la apuesta. Eso sí, en todos los casos el empate anula la apuesta y reembolsa el monto en juego.

Por otro lado, el hándicap medio funciona de la misma manera, pero no con números enteros, sino con mitades (+0.5, +1.5, +2-5, -2.5, -1.5, -0.5). Esto con el fin de que el resultado final nunca pueda culminar en empate y, por ende, no se anula la apuesta. Pongamos un ejemplo: le apostamos un +1.5 al Real Madrid ante Barcelona. Si el resultado es victoria, empate o derrota por un gol, vamos a ganar la apuesta. En caso los merengues pierdan por más de un gol, perderemos la apuesta.

¿Un poco complicado? Vamos con un ejemplo más para que quede muy claro y puedas aprovechar al máximo este tipo de jugada. Si te gusta apostar en fútbol americano se puede jugar con hándicap para sumar o restar puntos al marcador final. Digamos que el equipo “A” le ganó por 24 a 18 al equipo “B”. Pero en nuestra apuesta le pusimos un 6.5 a favor del equipo “B”, por lo que, al hacer la suma, el resultado para la casa de apuestas será de 24 – 24.5 y, por ende, ganamos la apuesta.

 

Hándicap asiático por cuartos

 

Cabe la posibilidad, también, que alguna vez te topes con un 0.25 o un -1.75 y te preguntes: ¿en apuestas qué es el hándicap por cuartos? Este es el más complicado de entender, porque entra al juego la oportunidad de ganar la mitad de lo apostado. Si, suena un poco extraño, pero así es. Aquí te lo explico mejor colocando cuatro ejemplos:

  • Apuesta de hándicap asiático +0.25: el equipo al que apostamos tiene ventaja; si gana, ganamos la apuesta; si pierde, la perdemos. El tema está en el empate: en caso de que esto ocurra ganaremos la mitad de la apuesta.
  • Apuesta de hándicap asiático -0.75: el equipo al que apostamos tiene desventaja; si gana por más de un gol, ganamos la apuesta; si gana por un gol, ganamos la mitad de la apuesta. Si hay un empate o derrota, perdemos la apuesta.
  • Apuesta de hándicap asiático -1.75: es igual al ejemplo anterior, pero sumándole un gol de desventaja. Para ganar la apuesta el equipo al que apostamos debe ganar por más de dos goles. Si gana exactamente por dos goles, ganamos la mitad de la apuesta. En caso gane por un gol, empate o pierda, perdemos la apuesta.
  • Apuesta de hándicap asiático +2.25: en este caso tenemos una ventaja de 3 goles. Si el equipo al que apostamos gana, empata, o pierde por hasta dos goles, ganaremos la apuesta. Si pierde por tres goles de diferencia pues ganaremos la mitad de la apuesta. Si la derrota es por más de tres goles, perdemos la apuesta.

 

¿Qué es hándicap 0.0?

 

Ojo, si lo único que buscas es anular el empate a la hora de realizar la apuesta, la solución perfecta es el hándicap asiático 0.0. En este caso no se le añadirá o restará nada a ninguno de los rivales, únicamente, en caso de empate, se anulará la apuesta y se devolverá el dinero.

Por ejemplo, si apostamos a favor del Liverpool, con hándicap asiático 0.0, ante Juventus las opciones serían: ganar la apuesta si gana el equipo inglés, perder la apuesta si ganan los italianos, o anular la apuesta en caso de empate.

Como verán, una vez que se logra entender bien qué es hándicap, aplicarlo en las apuestas deportivas no será tan complicado. Por el contrario, se convertirá en una herramienta muy útil para poder mejorar las cuotas o, en su defecto, poder realizar jugadas más inteligentes a la hora de apostar. Con lo aprendido hoy tendrás una ventaja a la hora de jugar. ¡Buena suerte!

 

Author: webmaster

Leave a Reply

Your email address will not be published.