Martingala: conoce esta estrategia para jugar en la ruleta

Si hay un juego que no pierde vigencia y que sigue cautivando tanto en las salas  tradicionales como en el casino online es la ruleta. Un clásico que no precisa de grandes secretos. Pero que también tiene sus propias estrategias, como el sistema martingala, un recurso que puede ser muy útil para jugar en la ruleta.

¿Cómo es el sistema martingala?

A la hora de jugar a la ruleta todo está a la vista. A diferencia de algunos juegos de cartas que permiten utilizar el engaño o de las máquinas electrónicas que funcionan a través de algoritmos, en la ruleta la acción está latente en la mesa.

El paño exhibe todas las posibilidades, las apuestas se desparraman alrededor de la mesa. Y la bolilla rueda a la suerte hasta que se detiene en uno de los casilleros.

En esa dinámica que pareciera ingobernable, la estrategia martingala es uno de los métodos más antiguos para ganar.

¿De qué se trata? La martingala se apoya en la baja probabilidad de que ocurra el mismo suceso muchas veces seguidas. De esta manera, apunta a recuperar rápidamente la inversión perdida y luego, claro, intentar ganar.

Llevado a la ruleta, la martingala consiste en doblar la misma apuesta cada vez que se pierde.

Pero atención, solo puede utilizarse en algunos casilleros específicos de la ruleta. Y también incluye cierto riesgo que conviene analizar.

Los orígenes de la técnica martingala

El método martingala es tan antiguo como la ruleta misma. Tiene su origen en Francia en el siglo XVIII. La etimología del término hay que encontrarla en Martigues, una ciudad cercana a Marsella.

Allí los habitantes de esos tiempos usaban unas calzas muy amplias en las que podían esconder sus armas. Ese estilo de prenda se denominaba “a la martingualle” y su connotación derivaría en la estrategia para tratar de engañar al rival y vencerlo.

Algunos historiadores también cuentan que los habitantes de la región de Martigues tenían fama de ser gente ingenua y simple y, por esa razón, el nombre derivó en una estrategia de juego que no resulta para nada sofisticada.

La teoría que hay detrás de la técnica martingala es muy simple: se basa en las probabilidades. Esa simpleza, ha generado cierta subestimación de los expertos en juegos de casino ya que no implica demasiada inteligencia ni técnica matemática para llevarla a cabo.

Ejemplo: si hago caer una moneda, la probabilidad de que salga una cara o la otra es 50%. Lo mismo ocurre cuando empleamos el sistema martingala.

¿Para qué sirve la martingala?

El objetivo de la técnica martingala es mantener el control de las apuestas y tratar de recuperar rápido lo perdido.

Para saber cómo se juega la ruleta, lo primero que hay que tener en cuenta es que la estrategia martingala servirá para las apuestas de los extremos de la mesa, no para los números. El motivo es sencillo: se utiliza la martingala para apuestas que pueden dar solo dos posibilidades de resultados.

Entonces se podrá emplear la estrategia martingala para apostar por color (rojo/negro), por par/impar o por si la bolilla caerá en la mitad entre 1-18 o la de 19-36.

Vale una aclaración previa: la estrategia martingala puede utilizarse tanto en las salas de casino tradicional como en los juegos online, en la ruleta en vivo.

Ahora sí, que empiece la diversión. Es muy simple: supongamos que apostamos una ficha al par. Si sale un impar y perdemos esa apuesta, a la siguiente deberemos apostar dos fichas nuevamente al par.

En eso consiste la martingala: apostar el doble de lo perdido.

Esta estrategia tiene una cuota de azar siempre presente, obviamente. Si vuelves a perder la segunda apuesta, entonces deberás seguir duplicando: 4, 6, 8, 10 hasta ganar.

Cuando el jugador finalmente gana, recuperará todas sus pérdidas más un plus acorde al primer monto apostado. Y la siguiente apuesta volverá a ser como la inicial, de una ficha, para empezar el sistema de nuevo.

Al regresar a la apuesta original ante cada victoria, sirve para limitar y controlar la inversión.

¿Y qué pasa si apuesto al par y en la primera bolilla sale un número par? Ahí no se emplea la técnica martingala y decides cómo seguir jugando.

Lo interesante es que al apostar con poco menos del 50% de probabilidad, no demorarás mucho en ganar. Y en cuanto lo hagas recuperarás lo perdido.

Las estadísticas son contundentes: hay 0.1% de probabilidades de perder una apuesta con resultados 50/50 más de nueve veces seguidas.

Si mantienes el control, el sistema martingala ofrece una alta probabilidad de ganar muchas veces pequeñas inversiones. En contrapartida, claro, presenta una baja probabilidad de ganar una gran cantidad.

¿Es recomendable usar la estrategia de martingala?

Para responder esta pregunta siempre habrá que tener presente el nivel de inversión que cada jugador desee realizar. Toda estrategia lleva un riesgo, pero en el caso de la martingala, es mucho más sencillo de administrar.

Por eso es recomendable iniciar las apuestas con una inversión mínima. Y desde allí ver hasta qué momento conviene redoblar la apuesta en caso de no poder ganar. La paciencia y el control de la inversión serán determinantes para que la técnica martingala entregue recompensa.

Vale mencionar que algunos casinos imponen un límite en la cantidad de apuestas. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de pretender llevar a cabo la estrategia martingala.

Ruleta en línea: del casino a tu casa

 

La ruleta electrónica es uno de los tantos clásicos que mantienen su vigencia a través del mundo virtual. Con la comodidad de no tener que salir de tu casa, las salas de casino online ofrecen la misma diversión y sensación de realidad que en la mesa física.

La presencia de croupiers reales en los juegos de casino en vivo es una de las virtudes que más seducen a los usuarios. Ya no es necesario trasladarse a una sala de juegos ni mucho menos debes esperar a ver si la mesa en la que quieres jugar está desocupada.

En este sentido, puede utilizarse de la misma forma la martingala en ruleta electrónica. El método es igual que en el casino tradicional: apostar el doble de lo perdido tanto en rojo/negro, par/impar o 1-18/19-36.

La dinámica del juego será a la misma velocidad que en la experiencia en directo. Es más, muchos jugadores eligen la modalidad de ruleta en vivo porque otorga más confianza que los juegos online. Al ver la acción en tiempo real y con croupier en vivo, no hay softwares ni tecnología que interfieran entre el jugador y la diversión.

En la ruleta en vivo, los jugadores podrán realizar sus apuestas y, si lo desean, llevar adelante sus estrategias favoritas. Entre ellas la martingala, que no precisa de tener experiencia en casinos o ser expertos en matemática. Es tan simple como práctica. Y por eso es una de las opciones más elegidas por los jugadores desde siglos pasados.

 

 

Author: webmaster

Leave a Reply

Your email address will not be published.